''las inclinaciones sexuales no importan ''

 

- significado psiquico de estas -

Contenido:

Se trabaja el problema de las alternativas o tendencias sexuales, dentro de las siguientes ideas:

El aspecto físico del sexo no es fundamental.  Lo que es fundamental es el amor entre los seres, la “magia” del amor-deseo, en cualquiera de sus combinaciones físicas. Los límites éticos de estas alternativas, son las perversiones que afectan lo social, como la manipulación infantil, el canibalismo, etc.

La idea de perversión, se apoya en la noción de sexualidad del psicoanálisis; entendida como sexualidad simbólica.  En la concepción psicoanalítica las relaciones sexuales son consideradas psíquicas. En ellas se pone en juego el mecanismo mental del deseo, que es, para esta perspectiva, el fundamento del pensamiento.  El deseo es entendido como el generador de ilusión; y la ilusión, en esta línea de ideas, es lo que mueve el mundo psíquico.

Fragmentos de texto:

Lo relevante de las relaciones sexuales es el establecimiento y sostén de las diferencias simbólicas de la mente. Así lo plantean Freud y Lacan, que consideran el lenguaje como fundamento del pensamiento.

Los ascos y los gustos son aspectos imaginarios, y tienen que ver con los hábitos, los que a su vez se relacionan con la educación y la cultura del medio.  Pero, además de lo imaginario, en la mente humana están presentes las formas lógicas del pensamiento. Las formas de pensar llevan a las concepciones de la realidad.

Según como tengamos formada la estructura lógica del pensar así sentimos, así nuestro imaginario siente y cree en la realidad.

Esta diferencia entre simbólico e imaginario ha sido trabajada a través de la historia del pensamiento de varias formas, siendo una de ellas, la polémica del naturalismo.  Ha sido discutida en la literatura, para definir qué es una escritura realista o surrealista.

El concepto de inconsciente viene, en esta discusión, a aportar un aspecto central.

La persona puede decir: eso es así, porque lo siento de esta forma.  Dando testimonio de lo que siente.  Sin embargo, como tenemos una estructura inconsciente que determina gran parte del pensamiento, podemos refutar esa afirmación diciéndole a esa persona: ¿Eso es lo que usted siente, pero cómo sabe que esa es la realidad?

Esta disquisición atraviesa toda la filosofía,  partiendo de la refutación que hace Sócrates al pensamiento presocrático, que consideraba que la realidad es lo que la persona siente, y explicaba las distintas cosas que sienten las distintas personas sobre la realidad, y aún la misma persona en distintos momentos, considerando que la realidad es un devenir, un fluir sin fin; algo que no puede determinarse en un nivel externo, objetivo, por fuera de la percepción del sujeto.
A estas ideas, Sócrates y Platón las refutan planteando la necesidad de establecer un análisis de la forma en que se piensa, para llegar a esa conclusión.  A esta forma en que se piensa la llaman lógica crítica.  En el sentido de que no es sólo analizar por divertimento o interés formal, el modo en que funciona el pensamiento, sino hacerlo para determinar los errores de esa lógica, de ese modo de pensar. Al refutar la incorrección lógica del pensamiento que lleva a esas conclusiones,  quedan refutadas al mismo tiempo las conclusiones y así se puede llegar a  conclusiones diferentes.

Aplicaremos estos argumentos a los juicios, prejuicios, sentimientos y concepciones actuales sobre la cuestión de la homosexualidad y también, inevitablemente, de la heterosexualidad.

.


Compra aqui tu E-book